Loading...

1.1.08

"La gotera de mi muerte"

Hay vigas haciendo el amor eterno en noventa grados frente a mi, me fijo en aquella viga solitaria que invita al fin de una manera clásica y muchas veces vista, del techo cae cada cinco segundos la gota de mi muerte que erosiona mi encéfalo, ella viene, veo como se anuncia y vienen hacia mi, se contraen mi pupilas y regresan a la curiosidad ¿algo me debe de estar pasando? esto no es normal, ¿por que me suenan a bocinas ensordecedoras? Si he dejado los frascos de insomnio bicolor y paranoia; Recuerdo que una vez mi corazón sonó de manera similar y fue en la carretera de regreso del desconsuelo. De todas maneras no correré la cama si es un placer vivirlo, nadie tiene, ni tuvo una dicha como la mía, y mas aun, tengo tiempo para agradecer a mis últimos latidos con una sonrisa hiriente a la muerte, tengo tiempo para decir mis ultimas frases ególatras y tocarme otra vez, decir que me he amado, que no me he traicionado, y que todas me han amado en pretérito indefinido. Esto puede ser cosa de horas y ya no estaré en rebeldía con la vida, me acompaña una manzana, quiero darle la última mordida, hay memorias dulces en ella, y es lo verde que queda, su gusano escapo, creo que no entendió mi final o simplemente tenia cosas que hacer. Creo que queda un poco de pan, y me perderé la buena película del horario Prime, recuerdo que alguien me invito a salir, pronto tocara la puerta, seria reponedor, que llegue y me mueva un poco.

28.8.07

"A mis amigos"

Mis pulsaciones disminuyendo en alma de concreto
la mirada que contemplaba sin asombro
humedeciendose en los soplos del sueño,
y del canto amigo de la mano del silencio
hoy he de arribar la grandeza de mi sonrisa
los espero
he aquí el momento
vengan a hacer suyo mi hombro,
para encontrar gigante, el peso humilde del abrazo
para sincronizar los latidos de luna en alba,
convencido de sus iris de campos floridos
aplastemos el asombro en nuestros pechos
y levantemos las copas a la felicidad pasajera.

"Aquí me tienes"

Te recuerdo en aroma,
me sientes en la lejanía,
te sostengo en mi deseo de piel
descanso en tu mirada de valles,
y nuestras manos en dirección contraria.

Labios sin otro rumbo más que el nuestro,
en cercanía de astros y lejanía de pena
en encuentro formador de universo
pupilas sin otro destino de desenlace
más que el horizonte que tu fragilidad.

Actos de mima sobre esencia de nuestra sonrisa
que danza inmensa e irresistible de mordedura,
constelaciones rasgando las paredes de tus mejillas
han nacido para que eleves la mirada
y cautelar tus viajes de melancolía.

He guardado tus respiros para mi viaje de eternidad
contenido el asombro de los demás silencios,
he aquí mis fuerzas desde el ara del amor,
mi canto secreto de los dos,
mi inhalación hurtadora de miedos
y el vuelo del tacto nos visita en nuestros labios.

He llegado del destino a abalanzarme sobre tus manos
me he burlado de el flagelo,
y zafado de mis recuerdos,
no para recrearte mis muertes,
si no para relatarte en tiempo eterno de abundancia
cuantas veces ha nacido mi mirada sobre tus ojos.

Aquí me tienes,
sobre armadura de cometas
abrazado por el reflejo del latido,
y sus ondas de delirio
para danzar juntos sobre las estelas del tiempo,
y descansar en complicidad
en el vértice de tu y yo.